viernes, 25 de septiembre de 2015

En algun momento ordinario
















En algun momento ordinario, 


la magia surge de dos miradas que sin planearlo se encuentran.. y la vida comienza por enésima vez, con la risa de no saber que mas decir, solo querer estar. 

Conociendose de poco, a cuenta gotas, a llantos.. a horas.. no hay nada mas perfecto que el invierno que llega cuando la primavera apenas comenzaba, arrasa con todo.. Con el caos, con el miedo... Paradójicamente te llena de calor, de ternura.

El amor germina entre lagunas de sonrisas francas, de sollozos débiles, los arreboles son indescriptibles.. Y todo sucede en un día común, cotidiano. Sin que uno se de cuenta, llegan y te sacuden por dentro y esa pequeña parte que tú creías muerta, florece cual tulipán entre la nieve... Y no queda más que arropar ese par de pupilas perfectas, que anidar en dos los sueños que son uno.
¡Qué las ilusiones se desbordan! 
Que los mares no se secan, que la vida nos endulza, entre cielos y anocheceres.
Dos miradas se cruzan, dos caminos se juntan sin rozarse demasiado, solo lo justo.
Dos vidas se complementan... Y todos lo saben, menos ellos.
No por qué no quieran darse cuenta, pero están demasiado ocupados intentando no decepcionarse, están demasiado ocupado viviendo que no notan que entre ellos hay algo especial, más que una amistad, algo muy parecido al amor.. Que ninguno planeo sentir, pero disfruta vivir.